Translate

21 enero 2014

Debate: ¿Y si Moisés y Jesús nunca existieron?

Moisés
Moisés y las tablas de la Ley - Rembrandt

Hace pocos días he tenido la ocasión de participar en  una curiosa discusión sobre la existencia del judaísmo como pueblo y entidad nacional y el cristianismo como un movimiento, una mera religión sin fundamentos propios sobre la que sostener su existencia.

Surgen motivos políticos, el conflicto de medio oriente como telón de fondo aderezado con  diversas contradicciones e interminables debates que al final, en lo único que llegamos a concluir es que todo ser humano tiene derecho a vivir en paz.

El debate fue mas que interesante. Se origina a raíz de la negación de la existencia Jesús  y que por lo tanto, el cristianismo no tiene asidero ni sustento básico para su existencia. Es por ello que al morir, han decidido "mitificarlo como un dios" para que entonces, tengan de donde colgarse, bajo un absurdo de fe en algo inexistente.

En cambio el judaísmo, tiene una existencia sustanciosa, ya que tienen las 613 mitzvots o reglamentos que Moisés entregó al pueblo judío por medio de Dios, y que la Torah tiene una pre-existencia. Ya eran pueblo elegido antes de la creación. Y a través de los siglos, han continuado respetando esas leyes y tradiciones, conformando un marco cultural propio diferenciador del resto de las naciones, y así ha sido durante la diáspora hasta hoy día.

Es sorprendente la forma de ver su propia cultura, llegando a menospreciar las creencias del otro, en especial el cristianismo.
Se comprende  que ellos sienten como un "robo" de identidad, una suplantación idólatra de la Torah, desviada del judaísmo (no todos, pero ciertas rama ortodoxa y ultra así lo afirman) y ese enojo lo vemos plasmado en el Talmud, una recopilación de tradiciones,  interpretaciones  y discusiones de la ley, leyendas y costumbres, en donde a María no la dejan bien parada  y muchas otras cosas que a los cristianos muy creyentes podrían escandalizar.

No voy a entrar en detalles acerca de los comentarios negativos hacia Jesús y su familia en las tradiciones rabínicas, en todo caso, será algo para tratar en otro momento.
Pero sí me interesa volver a este tema sorprendente.

Jesús
Jesús y el dinero. Pintura Antonio Arias

Para cierta parte de la comunidad judía practicante, Jesús no existió, fue un personaje inventado. Pero el cristianismo, sí existe y su base elemental es la existencia de un elegido de Dios, curiosamente, entre el pueblo judío, que trajo las buenas nuevas. El mensaje de volver a Dios y de que el Reino de los cielos, esta pronto. Por supuesto que tiene connotaciones mucho más profundas  aparte de estos puntos que rescato como  "personaje" como ellos catalogan a Jesús. Su mensaje fue durante su vida, transmitido por la zona de Judea, Samaria. Y envió a sus discípulos a transmitir ese mismo mensaje a todas las partes de la tierra. Dentro de la gente que lo seguía, no había solo judíos, también le seguían extranjeros que habían creído en sus milagros y sus enseñanzas. Por lo tanto el judaísmo de entonces, se podría decir que era abierto a que gente no educada en sus creencias, puedan convertirse al judaísmo, cosa que ahora se restringe mucho.

Jesús muere y entonces ocurre el milagro de los milagros, la resurrección. Fue necesaria una resurrección para que ese grupo de seguidores mantengan viva la llama de la esperanza. Muerto el líder, corría el riesgo de desaparecer como corriente, y dejaron plasmados sus enseñanzas, dichos, hechos e interpretaciones de quienes recopilaban todos los hitos de la vida de Jesús. Similar situación ocurrió  con los esenios, y los escritos de Qmran. Pero,  ¿qué es lo que esperaba ese nuevo movimiento judío emergente? ¿Qué los mantuvo perennes en el tiempo hasta hoy?

Si los  judeo-cristianos, habiendo muerto su líder pudieron  mantenerse  vigentes a lo largo de más de dos mil años y supuestamente Jesús nunca existió. ¿Acaso no estamos en una misma posición,  por tanto,  que un grupo de nómadas de diferentes clanes,  perdidos en el desierto durante 40 años, hace mas de 3500 años,  hayan logrado conformar una identidad aglomeradora a raíz de unas leyes "otorgadas  por Dios" a través de un "elegido" al que sólo podemos afirmar que existió,  mas bien por fe que por pruebas arqueológicas, y aún así, permanecer  hasta hoy?

Ellos afirman, que la vigencia y cumplimiento de la Torah y sus rituales, es lo que  mantiene viva su identidad como pueblo aunque hoy no puedan cumplir todas las leyes por considerar algunas muy primitivas y chocarían con nuestra actual marco legal y sensibilidad humana. Pero según ellos, eso los hace diferentes y constituyen un pueblo (aunque hoy día exista un estado moderno  israelí es curioso como aún siguen cientos de miles de judíos esparcidos por el mundo, y no se plantean retornar a sus tierras ancestrales, lo cual me hace pensar si mas allá de sus exigencias de su antiguo terruño, hoy día no es mas que una religión como cualquier otra que convive  dentro de cualquier país respetando sus leyes como un ciudadano más. )


Es entonces donde surge la idea de que si nunca existió Moisés, porque no existen pruebas arqueológicas, tampoco podemos creer la preexistencia de una ley establecida para un pueblo elegido. Y que la Biblia tal como la conocemos nosotros, es una recopilación de la historia de la humanidad y en especial del pueblo de Israel narrada bajo su perspectiva profética a medida que eran necesarias las reafirmaciones de ese sentirse "exclusivos"  ante los peligros de las continuas incursiones de los pueblos colindantes.
Tal es así que luego de la conquista del reino de Israel por Babilonia, en el 594 a.c. (aprox.) destruyendo el Templo de Salomón y llevarse cautivos a los israelitas, a su vuelta para reconstruir el Templo y revivir su consciencia como pueblo elegido, aunque nunca mas como Reino de Israel,se tuvo que releer y traducir la Ley, (Torah) a la gente en el idioma arameo, ya que el hebreo desaparece como lengua vulgar y corriente, solo se usaba en la liturgia religiosa.

Si aún a través de los siglos, siguen manteniéndose la existencia del judaísmo basado  en una creencia mística que un elegido,  (sin pruebas de su existencia),  bajó del Monte Moriah, con el rostro cubierto, con las tablas de los mandamientos que Dios le redactó directamente  y luego darle una identidad cultural, a través de 613 normas que reglaban la vida social, penal, higiénicas, no debería serle extraño que 1500 años después, otro elegido entre "su pueblo",  del que tampoco existen  pruebas fehacientes de su existencia, haya resucitado y nos haya dejado un mensaje de esperanza y guía hasta su regreso y es lo que aún mantiene vivo el cristianismo hoy.

¿Y si se comprobara que nunca  existió Moisés ni Jesús, dejarían de existir ambas religiones?


 Considero que no.
Y justamente  podría afirmar que es un punto en común,  lo que sostiene a estas comunidades vivas a través de milenios. No solo la tradición de sus profetas o sus mandamientos, sino, de la esperanza de un Mesías restaurador, quien pondrá paz en la tierra  y reunirá a su pueblo y a las naciones, pondrá fin a las diferencias  para adorar al único Dios verdadero.

Como vemos, ambas creen en un mismo destino para la Humanidad, en la venida de otro elegido, quien pondrá fin a toda diferencia, todo dolor y traerá paz al mundo. Esto es en definitiva, la esencia de su larga existencia.

Para ti, ¿qué otros motivos  encuentras y quieras compartir, por el cual se mantendrían vigentes estos dos caminos si se tuviera la certeza que no han existido estos profetas?
Muchos somos los que buscando la verdad, nos alejamos unos de otros, siendo todos una creación del Todopoderoso, nos olvidamos de la esencia de la guía divina