Translate

23 febrero 2010

NO HAGAS A LOS DEMAS LO QUE NO QUIERES QUE TE HAGAN

Este pasaje citado en las Escrituras Griegas (Nuevo Testamento) aunque en forma positiva, esta recogido en el mismo Talmud, por el sabio Hillel en el siglo I de nuestra era. Era una tradicion en los pueblos de medio oriente este sabio consejo que se transmitia en su forma negativa, pero Jesus lo dice en forma positiva,

"Así que todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos, pues esto es la Ley y los Profetas." Mateo 7:12

Por tanto en el judaismo encontramos consejos que instan a hacer el bien al prójimo, puesto que en nuestras acciones también estamos adorando a Dios. Porque adorando y amando a Dios, estamos amando a nuestro prójimo y viceversa. Tener en cuenta que nuestro prójimo o vecino es parte de su creaciòn tambien, parte de la humanidad, y el mismo derecho que yo de pertenecer, de existir, de recibir respeto, de ser escuchado, de ser bien tratado, aún en nuestras diferencias, que por cierto, El Todopoderoso nos creo a todos diferentes, en forma fisica y psiquica. Y en eso consta la riqueza de la humanidad, de la diversidad, de las diferentes razas, costumbres, culturas, ideologias. Si Dios hubiera querido que seamos y pensemos iguales, ya nos hubiera creado de esa manera y esa tendencia, sin embargo no es asi. Podemos parecernos o pensar igual en muchas cosas, pero no seremos idénticos.

El Eterno, a traves de los mandamientos, nos pone como regla fundamental, la Shemá. Adorar a Él y solo a  Él, no hay otro dios fuera. y  luego sigue una serie de preceptos básicos para la vida misma, para la convivencia pacífica con tu semejante y nuestro entorno.
Desde ahi partimos que cada acción la tenemos que evaluar en base a estos preceptos, y si estamos en el camino equivocado, corregirlo y actuar en consecuencia.

Leemos: Exodo 20:1-17

Yo soy Yahveh tu Dios, que te saqué de tierra de Egipto, de casa de servidumbre.

No tendrás dioses ajenos delante de mí.
No harás para ti escultura, ni imagen alguna de cosa que está arriba en los cielos, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.
No te inclinarás a ellas ni las servirás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen,
y que hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.
No tomarás el nombre de Yahveh tu Dios en vano; porque Yahveh no dará por inocente al que tome su nombre en vano.
Guardarás el día de reposo para santificarlo, como Yahveh tu Dios te ha mandado.
Seis días trabajarás, y harás toda tu obra;
mas el séptimo dia es reposo a Yahveh tu Dios; ninguna obra harás tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu buey, ni tu asno, ni ningún animal tuyo, ni el extranjero que está dentro de tus puertas, para que descanse tu siervo y tu sierva como tú.
Acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto, y que Yahveh tu Dios te sacó de allá con mano fuerte y brazo extendido; por lo cual Yahveh tu Dios te ha mandado que guardes el día de reposo.
Honra a tu padre y a tu madre, como Yahveh tu Dios te ha mandado, para que sean prolongados tus días, y para que te vaya bien sobre la tierra que Yahveh tu Dios te da.
No matarás.
No cometerás adulterio.
No hurtarás.
No dirás falso testimonio contra tu prójimo.
No codiciarás la mujer de tu prójimo, ni desearás la casa de tu prójimo, ni su tierra, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.

Leyendo con atención vemos que si evitamos hacer daño a los demás, como ser , robar, mentir,  maltratar o falta de respeto a los padres, codiciar las cosas de otros o envidiar, que  son actitudes negativas que no deseamos para nosotros. estamos cumpliendo no solo con Dios, sino, con nosotros mismos.

En el Sagrado Coran encontramos:

"Adorad a Allah sin asociarle nada y haced el bien a vuestros padres, así como a los parientes, a los huérfanos, a los pobres, a los vecinos próximos, a los vecinos distantes, al compañero, al viajero y a los esclavos que poseáis." Las mujeres /36


y en los hadices :

*De Abu Huraira, Allah esté complacido con él, que dijo el Profeta, Allah le bendiga y le de paz:


"¡Por Allah que no cree, por Allah que no cree, por Allah que no cree!
Le preguntaron: ‘¿Quién? ¡Oh Mensajero de Allah!’
Dijo: ‘Aquel cuyo vecino no está seguro de él y teme que lo dañe’." De Abu Huraira, Allah esté complacido con él, que dijo el Profeta, Allah le bendiga y le de paz:


Lo relataron Al Bujari y Muslim.

Y en otro relato de Muslim:


"No entrará en el Jardín quien no ponga cuidado en no hacer daño alguno a su vecino."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.


*Y del mismo se transmitió que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz:


"Quien crea en Allah y en el Ultimo Día que no haga daño a su vecino; quien crea en Allah y en el Ultimo Día que honre a su vecino; y quien crea en Allah y en el Ultimo Día que hable la verdad y lo que sea provechoso o que se calle."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.

Es una constante el hecho de que en las religiones o formas de vida orientales, se haga énfasis a la actitud del hombre con su propia especie. Indudablemente que Dios insta a que nos entendamos, que convivamos en paz, que nos toleremos y busquemos el mejor modo, porque somos parte de su creaciòn y su propósito es sin duda nuestra permanencia en la tierra y no nuestra autodestrucción como pareciera en la práctica.

Si nos detenemos a reflexionar en estos sabios consejos de Dios a traves de los diferentes profetas, maestros y sabios, encontramos de una manera tan simple, la llave de nuestra coexistencia y permanencia. Y todo se resume asi, como Jesus dijo.

"Maestro, ¿cuál es el mandamiento más importante de la ley?



 Jesús le dijo:


–‘Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente.’
Este es el más importante y el primero de los mandamientos. 39 Y el segundo es parecido a este: ‘Ama a tu prójimo como a ti mismo'

De estos dos mandamientos pende toda la ley de Moisés y las enseñanzas de los profetas." Mateo 22:36
                                    Hagamos el bien y recibiremos el bien. No nos cuesta nada
Muchos somos los que buscando la verdad, nos alejamos unos de otros, siendo todos una creación del Todopoderoso, nos olvidamos de la esencia de la guía divina