Translate

Muchos somos los que buscando la verdad, nos alejamos unos de otros, siendo todos una creación del Todopoderoso, nos olvidamos de la esencia de la guía divina

25 junio 2013

Las 13 máximas de Rabí Israel Lipkin Salanter

Rabi Israel Salanter
Rabi Israel Salanter

Rabi Israel  Lipkin (Salanter) nació en Kovno, Lituania en 1810,  fue el  fundador del movimiento del estudio de la ética y morales judías (Musar). Si bien ha tenido muchos ofrecimiento para rabino, él solo se limitó a la educación del pueblo en todos los niveles.
El objetivo del estudio del Musar, se enfoca en la búsqueda del individuo por mejorar su conducta con D-s y con sus semejantes, o sea mejorar su forma de vida.
Sus famosas 13 reglas o máximas son las siguientes:Verdad: No hables antes de estar seguro que dices la verdad. La reputación de la persona depende de decir la verdad.
Prontitud: Trata de ocuparte siempre de hacer algo útil y bueno. Concientízate de tus deberes, y no te tardes en llevarlos a cabo.
Diligencia: Cuando hayas decidido algo llévalo a cabo sin demoras. Si se te dificulta, pide consejos.
Respeto: Respeta a todo ser humano aún cuando este en desacuerdo contigo o en tu contra. No olvides que cada ser humano es preciado porque fue creado a imagen de DIOS.
Tranquilidad Mental: No permites que cosas pequeñas alteren tu tranquilidad. Ve todo en perspectiva.
Gentiliza: Se bondadoso con los demás. Aun cuando tengas derecho a enojarte con alguien ¡no te excedas!
Limpieza: La Tora nos exige que nuestras ropas, hogares y calles estén limpios. Lo más importante es nuestra higiene personal.
Paciencia: Es imposible no tener problemas. Esfuérzate en conservar tu paciencia aún cuando te enfrentes a una molestia inesperada.
Orden: Mantén todo ordenado y en su lugar para que no pierdas tiempo y paciencia. Realiza todo en forma ordenada y organizada.
Humildad: Reconoce tus propios defectos. No pases por alto las cualidades de tus semejantes.
Justicia: Lo que no quisieras que te hagan a ti, no se lo hagas a los otros. Los que aman y practican la justicia tienen la conciencia tranquila.
Ahorro (Austeridad, Frugalidad): No gastes tu dinero sino en cosas que te beneficien a ti o a otros. La persona ahorrativa esta económicamente consciente, pero no es avara.
Silencio: Mucha gente se mete en problemas porque dice cosas que no debió decir. Si quieres llegar a ser un sabio, desarrolla una pasión por el silencio.
Asimismo, agregamos un anécdota muy instructivo de cómo era la actitud de Rabino Lipkin, extraído  de un artículo del Rab Daniel Oppenheimer:
Una vez un alumno lo invitó a Rabí Israel a pasar la cena de Shabat con él. Rabí Israel respondió que no participaría a menos que conociera previamente el programa de la noche.
El anfitrión le contestó que se cuidaba en todos los detalles de la Halajá. “La carne es glatt kosher, contó, la cocinera es una mujer muy minuciosa y recatada, viuda de un sabio y mi esposa entra de tanto en tanto para controlar lo que ocurre en la cocina.
Los viernes de noche cenamos como en una fiesta. Entre plato y plato estudiamos Torá para que la comida no sea como para quienes viven para comer, estudiamos en forma fija el “Shulján Aruj”, entonamos las Zemirot y así disfrutamos hasta altas horas de la noche. Una vez que Rabí Israel escuchó todo, aceptó la invitación en forma condicional: que redujera el programa por dos horas. Sin otra alternativa, el alumno aceptó.
Llegó la noche, comieron plato tras plato y en menos de una hora ya se lavaban las manos para recitar “Birkat Hamazón”. Antes de comenzar esta bendición, el alumno se dirigió al maestro y le preguntó: “¿hubo algo malo en mi cena?”
Rabi Israel no respondió pero pidió que llamaran ala viuda cocinera, y le dijo: “Discúlpeme señora, si la hice apurar y cansarla esta noche sirviendo la comida sin pausa”. “¡Al contrario! Que Di-s lo bendiga”, contestó le viuda. “Quisiera que usted estuviese invitado todas las semanas. Mi amo suele comer cenas que terminan tarde de noche y yo ya estoy cansada de mi trabajo que se extiende todo el día y mis piernas ya no pueden más. Hoy, gracias a usted, terminaron rápido y ya estoy libre para irme a mi casa.
Rabi Israel se dirigió a su alumno: “Aquí está tu respuesta; tu conducta respecto a la comida es excelente. Siempre y cuando no hieras a otra persona”.

 


Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mis artículos en otros sites