Translate

13 noviembre 2013

Ultras católicos irrumpen en un acto interreligioso judeo-cristiano

ultra católicos en Catedral Buenos Aires
Ultra católicos irrumpiendo el acto rezando el Rosario 
Un grupo ultra conservador católico, irrumpe en medio de  un acto interreligioso judeo-cristiano,  realizado en la Catedral de Buenos Aires,  con el fin de impedir la  conmemoración de los 75 años de  la fatídica "Noche de los cristales rotos", considerado punto inicial de la persecución judía bajo el régimen nazi.

El grupo ultra conservador formado mayormente por jóvenes, comenzó su provocación rezando el rosario en voz alta impidiendo el acto, el sacerdote encargado de conducir la celebración, Fernando Giannetti, pidió que se retiraran del recinto, en nombre del arzobispo Mario Poli, y a "no entrar en  este acto de provocación".

Esta situación de intolerancia, fue repudiada por autoridades diplomáticas, funcionarios y representantes tanto de la comunidad judía como de los credos cristianos.


Las palabras iniciales de monseñor Poli "Queridos hermanos judíos siéntanse en casa, porque los cristianos así lo queremos, a pesar de estos atisbos de intolerancia"

"Su presencia aquí no desacraliza un templo de Dios. Hagamos en paz este encuentro que lo quiere el papa Francisco", agregó, en medio de aplausos, el arzobispo porteño.


También se rezaron oraciones cristianas y hebreas, y se encendieron seis velas en memoria de los 6 millones de judíos masacrados por el nazismo.

El Instituto Nacional contra la Discriminación (INADI) presentó una denuncia penal a raíz de lo sucedido.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------

En un acto memorable, de entendimiento como este, de fraternidad y acercamiento, parece mentira que existan o retornen tendencias intolerantes que nos retrotraen a épocas nefastas que creíamos sepultadas en viejas hojas de libros de historia.


Fuente de noticia: http://www.minutouno.com
Imágenes de: Lavoz.com.ar
Muchos somos los que buscando la verdad, nos alejamos unos de otros, siendo todos una creación del Todopoderoso, nos olvidamos de la esencia de la guía divina