Translate

03 marzo 2010

NO SE PUEDE SERVIR A DIOS Y AL DINERO

O nos dedicamos a vivir de un modo simple y sano, respetando nuestro entorno, admirando la naturaleza y sus ciclos que se dan en forma equilibrada, agradecidos por lo que tenemos o nos dedicamos a construir una vida en base a acumular riquezas, bienes materiales y dinero.

Es cierto que uno quiere vivir lo mas comodamente posible, disfrutar de las buenas cosas de la vida,  pero en ese afán por estar en un nivel mas alto del que ya posees (no hablo de personas pobres, hablo de gente que no pasa necesidades, pero aun así, buscan más) requiere que te embarques en una carrera cuyo límite será tu propia infelicidad.

No creas que por tener el mejor ordenador, el televisor  de última tecnología, los zapatos y complementos de Armani, la mejor ropa, la mas cara, te garantiza un bienestar a largo plazo, son si, generadores de una felicidad "sms", así de cortitos y así se van. Por un rato de goce por comprar lo mejor, al rato de llegar a casa, muchos son los que se siguen sintiendo vacios. Entonces la felicidad y la paz interior no radica en comprar lo más caro y las marcas carísimas.

También cuando siendo creyentes queremos  vivir en un  nivel económico alto, que requiere más horas de trabajo y disposición, algunos no tienen horario, recibiendo llamadas mientras  cenas con tus amigos, y tener que salir de la reunión agradable para organizar trabajos fuera de hora, en otros casos, deben salir ambos conyuges  a trabajar muchas horas, solo para ver a fin de mes un dinero que generalmente se va en un segundo, por todas las cuentas de crédito, tarjetas, cuotas mensuales etc que tienes que pagar..Y se vive a mil por hora, sólo por dinero y materialismo!

Es ahí cuando debemos considerar hasta que punto eso nos transmite felicidad y seguridad, paz interior y satisfacción.
En los casos que mencioné, el hombre de negocios que habla todo el día por teléfono, durante las reuniones familiares, con amigos, en una salida  con tus hijos, en una película en casa con su esposa, o bien, el caso de que ambos trabajen para ir en pos de los lujos, influyen en la vida familiar, en su vida personal, y por tanto, en uno mismo.

En estos ultimos años, se han incrementado las discusiones y divorcios de matrimonios en épocas de vacaciones, esto es debido a que en los tiempos que corren y al tener que trabajar en horario completo, no hay una plena convivencia. Entonces cuando estamos de vacaciones, estamos todo el día juntos y no nos soportamos, porque no hemos tenido tiempo de aprender y valorar las cosas de uno y del otro, solo son molestias, reproches y caras amargas.

También pasa la indiferencia matrimonial, al basar todo en comprar , comprar, o hablar de números todo el día, no hay lugar a un diálogo o a una comunicación íntima. Ni hablemos con los niños, llegamos tan cansados que no tenemos tiempo para ellos, nos resultan molestos, porque ellos constantemente requieren de nuestra atención, son muchas horas que no nos ven y somos sus padres !! necesitan de nuestro tiempo y no se lo damos, pero sí, se lo damos a las empresas, o nuestra empresa  muchas horas para pagar el piano, el ordenador, la Wii, etc. que los entretiene mientras nosotros estamos en nuestras cosas. Pero de eso no se alimentan de amor y cariño, solo son un entretenimiento momentaneo. Aparte que conlleva a que se acostumbren a recibir todo lo que quieren y criamos niños egoistas y caprichosos,  de adolescentes no aceptaran un NO, y sufrirán mucho si tienen alguna frustracion porque se lo hemos dado todo servido. Generamos jovenes insatisfechos, insatisfechos con la vida porque no saben obtener las cosas por sí mismo, eso es grave.


No digo que el que pueda vivir bien no lo haga, sino mas bien, evaluar cuantas horas estamos dedicando al dinero, al materialismo, ¿En qué invertimos mayormente, nuestro tiempo?, observemos nuestra casa que tiene y que le falta.. seguro dirán que falta muchas cosas, pero .. son realmente necesarias? si nos preguntamos eso, quiza podamos  caer en la cuenta, de que con menos, se vive mejor.

Porque no hace falta que estes mas de 12 hs para ganar un nivel de vida, que no lo va a compensar en el día de mañana, sacándole tiempo a tu familia y a Dios.
Muchos somos los que nos quedamos muchas horas por haber querido vivir en un nivel de vida mas cómodo, lujoso y ahora queremos salir de ello y no podemos, porque las cosas que compramos, las tenemos que pagar a largo plazo y vemos que se nos esta yendo la vida trabajando como burros y pagando cosas.

Es preferible ser mas satisfecho con la vida, ser agradecido con lo que Dios te da, siempre día a día, y ponerse límites, para no caer en este sistema de consumismo que nos lleva a una especie de exclavitud moderna, donde estamos pagando el pato por nuestra inconciencia, de querer comprar todo lo que aparece en la tv o en el centro comercial, solo por el hecho de tener lo último.. para que??? Cuanto tiempo puede producirte felicidad el tener ese ordenador super o el TV plana? 1 semana? 1 mes? y despues?después decimos con cierta desgana " ah  bue si.. ahi está en el mueble"... ya ni caso, y vuelta a sentirnos vacios...

             *De Abu Huraira, Allah esté complacido con él, que dijo el Profeta, Allah le bendiga y le dé paz:
              "No es más rico el que más dinero tiene sino el que menos necesita y se contenta con lo  
                 que tiene."


              Lo relataron Al Bujari y Muslim.


Dios nos llena más, ser mas satisfechos con la vida y con nuestra familia, nos llena más. Eso es una felicidad que se mantiene, porque disfrutar de los hijos, de un buen matrimonio sano con comunicaciòn, de un servicio a Dios, que nos compense y nos anime a seguir viviendo y dándole para adelante en las dificultades, es una felicidad continua y a largo plazo.
Hay muchas formas de llenar espiritualmente, psicológicamente, fisicamente nuestro vacío y es tan simple y tan grande como por ejemplo, un domingo al aire libre, tocar la naturaleza, deleitarse en las montañas, mirar el cielo, la hierba, el arroyo, el silencio del paisaje, las risas de tus hijos corriendo, los pájaros, los árboles, toda la creación esta hecha para nuestro disfrute.. cuando llegues a casa, llegas renovado, con aire limpio en tus pulmones, con la mente mas positiva, con ganas de llegar a casa, preparar las cosas para empezar el lunes con fuerza y como siempre, agradeciendo al Eterno por el día y para que te bendiga por los que vienen.

Tened cuidado de no olvidaros del Señor vuestro Dios.
No dejéis de cumplir sus mandamientos,
decretos y leyes que os he ordenado hoy
Cuando hayáis comido y estéis satisfechos,
y viváis en las buenas casas que hayáis construido
y veáis que vuestras vacas y ovejas han aumentado,
 lo mismo que vuestro oro y vuestra plata y todas vuestros propiedades
no os llenéis de orgullo ni os olvidéis del Señor vuestro Dios,
 que os sacó de Egipto, donde erais esclavos"
...
"“No se os ocurra pensar:
‘Toda esta riqueza la hemos ganado con nuestro propio esfuerzo.
Debéis acordaros del Señor vuestro Dios,
ya que ha sido él quien os ha dado las fuerzas para adquirirla,
cumpliendo así con vosotros el pacto
que antes había hecho con vuestros antepasados. "

                                                        Deuteronomio: 8:11-18


Es por eso que dinero y Dios son antagónicos, o sirves a uno o sirves a otro.. pero ten en cuenta a donde te llevan....

Piénsalo..y cambia...

" Nadie puede servir a dos amos,
porque odiara a uno y querra al otro,
o sera fiel a uno y despreciara al otro
No se puede servir a Dios y al dinero"
                                                        Mateo 6:24

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mis artículos en otros sites