Translate

16 febrero 2010

LIBERTAD DE EXPRESION..HASTA DONDE?

"Clausurada en Granada una exposición que mostraba a un Jesucrito gay"

Este es el título que anoche me encontre en el periódico EL PAIS, donde una exposición de un Jesucristo homosexual, una Virgen prostituta por la carretera de Jaén, conoce a un  San José, un camellero (vendedor de drogas) ha escandalizado a muchas personas con valores no solo religiosos sino éticos y ha debido de clausurarse.

Pero lo peor es leer los comentarios de ese artículo, muchos (hasta la hora que yo pude mantenerme despierta) donde alegaban que la libertad de expresión, consiste también en libertad de blasfemar.. Realmente es asi?
No es cuestion de poner en tela de juicio a personas que no tienen ningún tipo de creencia ni afinidad con alguna religión. Son tan respetables y con derecho a ser quienes son como cualquier ciudadano del mundo.
Pero que clase de libertad estamos hablando? Muchas veces hemos escuchado "mi derecho termina donde comienza el del vecino". Con esto estamos diciendo que para poder convivir unos con otros, tenemos que tener unos limites de acción, no podemos ir por la vida pasando por encima de los demas. Sería una anarquía, un caos. Y toda sociedad civilizada tiene leyes, normas, reglas que ayudan a una convivencia ordenada.
La libertad de expresión es un derecho que también debe ser reglado, porque vivamos en democracia y libertad no significa  "vale todo", debemos tener en cuenta al prójimo, al otro, a tu vecino. Y es ahí donde estamos fallando en la actual sociedad. A nadie le importa nada de nadie. Y hoy estamos contemplando una sociedad totalmente egoísta en muchos sentidos. Y eso es una característica autodestructiva.

La libertad de expresión es de un valor incalculable. Muchos en la historia han dado su vida, su sangre por estos valores que esta sociedad del siglo XXI tiene y no la sabe usar. Sirve para expresar ideas, valores, sentimientos, pero siempre bajo un manto de respeto. Una cosa es expresar una ideologia contraria, una crítica, un desacuerdo, una denuncia, pero de ahí a blasfemar, creo que hay una diferencia enorme. Porque muchas personas se sentirán heridas con esas formas y debemos sentarnos a meditar y razonar como seres razonables que " supuestamente" somos, de que no es lo mismo publicar una crítica a algo, una idea diferente,  a usar ese derecho para herir lo  que para otros es sagrado. No hace falta denigrar, las críticas a las religiones e hipótesis históricas se leen por doquier y con cierto fundamento arqueológico, sociológico, histórico,etc. y nadie se siente herido por ello. Se acepta como debe ser, y se argumentará, si cabe, lo contrario si uno tiene las convicciones bien asentadas razonablemente.

Pero debemos aprender a ser respetuosos, es de un incalculable valor para una sociedad adulta y sana. Si nuestra sociedad no tiene este valor, RESPETO, no podemos pretender avanzar y soñar con sociedades bioeticas, comprometidas con el prójimo, con la naturaleza, con el medio ambiente, todo cae en hipocresía si no tomamos el toro por los cuernos y  debemos empezar ya.  En este camino lo que conseguiremos es que al final, no haya libertad de expresión, las presiones mediante distintos medios por personas afectadas por blasfemias, irán a la corta o a la larga, a coartar de tal manera que ya iremos para otro camino no deseado.

Para aquellas personas que defienden la blasfemia como expresión libre, les digo, que si son capaces de defender eso, es porque no tienen nada de valor en sus vidas, porque un ser con sentido común y sentimientos, no dudaría en extender un buen sopetón por blasfemar a su madre, a su hijo o hija, o su esposo o esposa, pues es lo mismo, porque como esas personas significan mucho para el/ella, no permitirán ni aceptarán pasivamente insultos, agravios y groserias al referirse a ellas. Y lo mismo pasan para las referencias religiosas, como Jesus, Mahoma, Virgen Maria, Moises, Dios mismo, la gente creyente ama a estas personas o seres, son parte de su vida misma, y sentirán que se blasfema contra ellas mismas.

Debemos tener sentido común si realmente somos ciudadanos evolucionados, debemos pensar que nuestras acciones afectan a los otros, si no somos concientes de ello, no podemos llamarnos civilizados, ciudadanos libres ni democráticos, hasta que aprendamos a respetar los valores de los demas.
Mi libertad es mi derecho y tu derecho es mi respeto. 

1 comentario:

  1. Queria agregar que
    tampoco se justifican las amenazas de muerte a nadie por este motivo eso tampoco es civilizado.
    Si no estamos de acuerdo en algo, tenemos a nuestro alcance diferentes medios para denunciar y lograr en consecuencia la anulaciòn, retiro, clausura, etc de la publicaciòn, obra, o lo que fuere que sea blasfemo para un sector de la sociedad.
    Saludos

    ResponderEliminar

Mis artículos en otros sites