Translate

Muchos somos los que buscando la verdad, nos alejamos unos de otros, siendo todos una creación del Todopoderoso, nos olvidamos de la esencia de la guía divina

02 octubre 2013

¿Quién es tu prójimo?

projimo - bajo un mismo dios
Prójimo- Imagen de Freepik
Alguna vez te has preguntado, ¿Quién es tu prójimo?.
Se trata solamente de alguien cercano a ti?, de un familiar o ser querido? o vecino o miembro de tu comunidad?¿Alguien de tu misma creencia o ideología?

Estamos acostumbrados a actuar mediante pautas inculcadas por tradición cultural y no mediante reflexión, por  lo que tendemos a "seleccionar" a las personas según nuestro entorno o comunidad.

Consciente o inconscientemente discriminamos a los "otros" por su manera de pensar, o de creer o raza o cultura y si queremos ser personas con un nivel espiritual elevado, esa actitud nos demuestra que nos falta mucho por llegar a un entendimiento de lo que Jesús nos ha dejado como enseñanza.

Vayamos al pasaje de Marcos 12:29-31 donde Jesús responde a un seguidor quien había consultado acerca de cuales eran los principales mandamientos y contesta  diciendo que  el primer y principal mandamiento, es  Amar a Dios, con todo tu corazón, toda tu alma, toda tu mente y toda tu fuerza. El segundo en importancia por sobre todos los reglamentos que el Eterno les había impuesto era, "Amarás a tu prójimo como a ti mismo"

Luego  se nos ilustra a través del Evangelio de Lucas 10:29-37 la siguiente parábola:

"¿Y quién es mi prójimo?
 Jesús le respondió:
–Un hombre que bajaba por el camino de Jerusalém a Jericó  fue asaltado por unos bandidos. Le quitaron hasta la ropa que llevaba puesta, le golpearon y se fueron dejándolo medio muerto.
 Casualmente pasó un sacerdote por aquel mismo camino, pero al ver al herido dio un rodeo y siguió adelante.
Luego pasó por allí un levita, que al verlo dio también un rodeo y siguió adelante.
Finalmente, un hombre de Samaria que viajaba por el mismo camino, le vio y sintió compasión de él.
 Se le acercó, le curó las heridas con aceite y vino, y se las vendó. Luego lo montó en su propia cabalgadura, lo llevó a una posada y cuidó de él.
Al día siguiente, el samaritano sacó dos denarios, se los dio al posadero y le dijo: ‘Cuida a este hombre. Si gastas más, te lo pagaré a mi regreso.’  Pues bien, ¿cuál de aquellos tres te parece que fue el prójimo del hombre asaltado por los bandidos?
 El maestro de la ley contestó:
–El que tuvo compasión de él.
Jesús le dijo:
–Ve, pues, y haz tú lo mismo".
Debemos remontarnos al Siglo I, y ver quienes eran los samaritanos y como eran considerados por los judíos.

Los samaritanos no creían en los profetas, mas solo en  Moisés y adoraban a Dios en el Monte Gerizim en vez del Templo de Jerusalém . Había una férrea rivalidad entre ambas comunidades ya que ellos eran violentados muchas veces por los  propios judíos por no seguir  la tradición oral judía y destrozaban su santuario reiteradas veces, considerándolos paganos y herejes. Para los samaritanos, la orden de la Torah de realizar los sacrificios y bendiciones en el momento de entrar en Canaán fue el Monte Gerizim como el lugar sagrado. (Nuevas aportaciones reveladas en los Rollos del Mar Muerto confirmarían esta afirmación)

Por tanto, existe una reflexión muy profunda con respecto a nuestro prójimo y es que no necesariamente debe ser alguien de nuestra comunidad, nuestra cultura o nuestra misma ideología o religión, sino hasta aquel a quien consideras extraño, foráneo o enemigo por cualquier causa.

Con lo que podemos concluir  de que todo ser humano que habita en la tierra es nuestro prójimo, así lo refleja las Antiguas Escrituras y en los Evangelios y la actitud de Dios con toda la humanidad. Si hubiera querido que todos creyésemos en un mismo "camino", o seamos de un determinado color de piel, o una determinada cultura, nos habría creado a todos iguales y no existiría esa rivalidad, esas diferencias,  que la creamos nosotros mismos.

Es una pena que muchos líderes religiosos, se apoyen mas en hacer crecer su comunidad basando su discurso remarcando  las diferencias doctrinales de los demás caminos, instando a su discriminación..

No tenemos la capacidad de conocer  o adivinar nuestro futuro y muchas veces las circunstancias que podamos atravesar,  nos da lecciones de vida, no es la primera vez que se lee o escucha que aquellos a quien odias o rechazas, muchas veces son los que te brindan esa ayuda que necesitabas en el momento oportuno.

Aprendamos a ver a nuestro prójimo como corresponde. Nuestro hermano en la Tierra, y deja que sea Dios quien juzgue si sus creencias son correctas o desviadas.

¿Y tú, cómo te comportas con quien tiene ideas o creencias diferentes?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mis artículos en otros sites