Translate

31 agosto 2010

MENSAJE DE PAZ QUE TRANSMITE EL DOCUMENTO:" EL MOMENTO DE LA VERDAD"

Fuente: http://www.unsacerdoteentierrasanta.blogspot.com/    Fecha: 28-08-2010

Más de ochenta representantes de iglesias de todo el mundo asistieron en Belén a la presentación del documento, y todos valoraron de forma muy positiva su planteamiento y sus objetivos. Bruce Gregerson, un sacerdote canadiense, recordó que Tierra Santa “no es sólo un lugar de museos cristianos, sino el lugar donde vive la comunidad cristiana más antigua del mundo, que sigue siendo fuerte”. El doctor Samuel Pagan, puertorriqueño, profesor del colegio Dar al-Kalima en Belén, afirmó que el texto acerca el futuro al presente, y contiene por tanto razones para la esperanza


También asistieron al acto y mostraron su apoyo a la iniciativa líderes de otras religiones, como el rabino Brian Walt, de la asociación de rabinos Ayuno Judío por Gaza: “Yo soy judío –dijo– y es muy duro para mí ver cómo mi cultura, tan profunda y rica, se ha transformado en muros, checkpoints y ocupación. Por eso quiero ofreceros la posibilidad de trabajar juntos cristianos, judíos y musulmanes, y creo que la humanidad que impregna este documento es un punto de partida idóneo para hacerlo”. El doctor Barakat Fawzi, erudito de la sharia coránica, fue otro de los que quisieron felicitar a los redactores: “El momento de la verdad es un ejemplo de cómo deben comportarse los dirigentes religiosos. Jesucristo vino a la Tierra para librarla de todo mal, y este es el espíritu que encontramos en estas líneas”. Melaku Kifle, del Concilio Africano de Iglesias, fue más allá y no sólo ofreció su ayuda, sino que casi la exigió: “África está deseando ayudaros en este proceso, pero si queréis que estemos a vuestro lado, debéis tomarnos tan en serio como a Europa. En África tenemos muchas dificultades, y la paz en este conflicto significa la paz en África. Dejadnos participar”.

A la vista de tan cualificadas y alentadoras reacciones, el reverendo Mitri Raheb, moderador de la conferencia, cerró el acto de presentación con un llamamiento a la esperanza: “Quizá este documento no acabe con el conflicto, al menos no inmediatamente, pero conseguiremos evitar que se alce otro muro, el muro del silencio, si podemos alzar la voz y mandar nuestro mensaje”.

Un mensaje religioso de paz. El documento El momento de la verdad contiene un apartado en el que se envía un claro mensaje a cada una de las partes implicadas en el conflicto. El primer destinatario es la comunidad cristiana palestina. “Reconocemos que la situación es difícil y que será dura en el futuro, pero les pedimos que no se vayan, que no se rindan, que tengan esperanza porque juntos podemos superarlo”, expone Kassis. “En cuanto a los israelíes –añade–, vivimos en paz con ellos antes de las guerras y podemos volver a hacerlo. Aceptamos de buen grado a los judíos como conciudadanos o vecinos, pero no como ocupantes”.

Más amplio es el mensaje dirigido a sus compatriotas musulmanes: “Hemos coexistido aquí durante 1.400 años y no nos gustaría que esta buena relación se estropease en el futuro –explica Kassis–. Hasta hace unos años yo tenía buenos amigos cuyas confesiones sólo conocí tras meses de relación”. Según cuenta, esa confianza está empezando a quebrarse: ahora la gente quiere saber quién es su interlocutor antes de escuchar lo que éste tiene que decirle. “Por eso animamos a nuestros compañeros musulmanes a que combatan el fundamentalismo y el extremismo que puede crearse en su comunidad, y les ofrecemos nuestro apoyo ante ese nuevo orden mundial que se empeña en ver a los árabes como bárbaros terroristas y que lo único que consigue es agrandar el abismo entre civilizaciones y culturas. El resultado es más odio y radicalización, por eso les pedimos que no sigan el juego”.

El conjunto de iglesias internacionales es uno de los principales destinatarios del documento: en él confían los cristianos palestinos para llevar adelante su proyecto de paz. Por eso, piden a sus diversos representantes que “combatan cualquier teología que justifique la opresión, y que apoyen a sus hermanos cristianos”. El belga Paul Lansu, miembro de la organización católica Pax Christi Internacional, presente en la conferencia, afirmaba que “hay un gran problema de información y de educación en los países católicos, en los que mucha gente no conoce la existencia de la comunidad cristiana en Palestina”. Y hasta apuntaba una propuesta concreta: “Los católicos europeos deberían pedir a sus agencias de viajes que incluyesen Palestina en sus viajes organizados; así, además de ver museos, tendrían la oportunidad de hablar con las verdaderas rocas vivientes del cristianismo, los cristianos palestinos”.



Texto de Erika Jara, en la "Revista Nuestro Tiempo" de la Universidad de Navarra.

(Para leer completo el documento “El Momento de la Verdad”: www.kairospalestine.ps

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mis artículos en otros sites