Translate

10 febrero 2010

Y LOS DOS SERAN UNA SOLA CARNE..


Genesis 2:24: "Por tanto dejará el hombre a su padre y a su madre, se unirá a su mujer y serán una sola carne."

Con estas palabras,  Dios, consagra de forma sagrada  la unión entre el hombre y la mujer.

En las escrituras cristianas observamos los dichos de Jesus, reafirmandolas y dándole más sentido aún:

Mateo 19:4: "Él, respondiendo, les dijo:
--¿No habéis leído que el que los hizo al principio, “hombre y mujer los hizo"
 y dijo: “Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne”?
 Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó no lo separe el hombre."


Y que respecto del Corán? realmente podemos afirmar que en sus ayas solo fomenta o promueve la poligamia? vamos a examinarlo
Desde el principio de los tiempos, y en las civilizaciones antiguas, la poligamia era una práctica común, de hecho podemos también encontrar casos de poligamia en los Patriarcas y Reyes de Israel.
En la época de Jesús, también se practicaba, pero quedaba reducida solo a las altas clases sociales, no era lo normal, pero sí, el divorcio hasta por pequeñas cosas, dejando a la mujer en un estado de desprotección y abandono  y  de ahi la respuesta  del Maestro que hemos citado, a los fariseos y saduceos cuando le consultaban acerca del divorcio.

La misión de la especie humana, como último eslabón creado a imagen y semejanza del Creador es la unión y preservación de la especie misma, pero por supuesto, la semejanza es respecto a las cualidades espirituales, porque fisicamente, sabemos que es imposible. Los humanos somos imperfectos y por otra parte, como también esta escrito,  a Dios nadie lo puede ver.

Estamos compuestos de una parte espiritual y una parte material, lo material es lo que nos conecta con la tierra, la naturaleza, la creación palpable y como parte de la misma, pero la parte espiritual nos conecta con lo Supremo, lo divino y como seres perceptivos de las bondades de Dios y que el siempre nos da la guia para nuestro propio bien,  a través de profetas y libros de inspiraciòn divina, nos ha dado leyes y reglas para una convivencia sana, saludable y para nuestra propia existencia y permanencia. El tema, claro está, es como interpreta el hombre dichas normas...ya este es un largo tema para un próximo artículo.


En el Corán, pone  a la mujer al resguardo de estas injusticias y la Sunna (Tradición, recopilación de dichos y hechos del Profeta) nos demuestra que Muhammad, ha obrado en muchos casos, con sabiduria, misedicordia y respeto. Ponernos a juzgar que si tenia mas de 4 esposas o si se ha casado con una menor, no es nuestra incumbencia en este momento, sino limitarnos a las citas  de los libros sagrados islamicos y a su contexto historico y cultural. Como hemos visto, no podemos juzgar una forma de vida con ojos y mente del siglo XXI:

An Nissa :3(Las Mujeres)  "Si teméis no ser equitativos con los huérfanos, entonces, casaos con las mujeres que os gusten: dos, tres o cuatro. Pero. si teméis no obrar con justicia, entonces con una sola o con vuestras esclavas. Así, evitaréis mejor el obrar mal."


He resaltado el principio de la aleya para que se note bien el comienzo y el sentido de la misma. " Si teméis no ser equitativos con los huérfanos, entonces, casaos....." . Esta aleya es continuación de otra que esta hablando de los derechos del huérfano, vamos a ver:

An Nissa 2 (Las Mujeres) "Dad a los huérfanos los bienes que les pertenecen. No sustituyáis lo malo por lo bueno. No consumáis su hacienda agregándola a la vuestra. Sería un gran pecado."


Para entender todo esto, debemos remontarnos a la época y circunstancias en que fue revelada esta Sura, Las Mujeres. Fue despuÉs de una gran batalla , la batalla de Uhud  donde muchos musulmanes fueron aniquilados y quedando a la buena de Dios, huérfanos, viudas, cautivas etc. Entonces, para que estas personas no queden desamparadas ni sean el blanco de tropelías, expropiándoles lo poco que le quedaba , por parte de algunos desalmados, Allah (Dios) ordena que no se apropien los bienes de los huérfanos y que si temen no ser equitativos, pueden casarse con las viudas que quedan sin protección,  dos, tres , hasta cuatro. Pero siempre y cuando, sean justos con ellas, o sea, no hacer favoritismos, respetarlas a todas por igual y darles todo lo necesario para su manutención, alimento y vestido en la misma proporción unas y otras.. Eso es muy difícil, sin embargo, ha sido una situación sostenedora de la sociedad de aquellos tiempos. Puesto que habrían exterminado tribus y etnias enteras, y de esta manera, se han reglado los derechos y obligaciones, dándole contención moral, social, económica, familiar y religiosa. Los huerfanos tienen un "padre" que le ayude a orientarse en la vida, hasta su madurez y  su madre o viudas un hombre que la proteja y la sustente, sabe que no estará desamparada, sola que en aquellos tiempos, no era nada fácil sobrevivir en ese tipo de sociedades y circunstancias.
 
Por tanto, el "permiso" de tomar mas de una esposa, se da en unas determinadas circunstancias, hoy por hoy también, en algunas regiones de situación de emergencia social, (despues de genocidios, guerras, desastres naturales, destrucción, etc) puede beneficiarse las viudas y huérfanos con este tipo de contrato matrimonial, con la condición que ya el Corán ha expuesto, ser JUSTOS, y si intuyen o ven en su corazón que no pueden ser justos, (casarse con segunda esposa y saber que la primera perdera privilegios, no sera atendida en todos los sentidos por querer estar con la segunda, no poder mantenerlas, etc) entonces, como dice la aleya, "Quedaos con una" es lo mejor.
Aqui remarca el hecho de que el hombre tiende a la injusticia, quizá inconcientemente, pero cuando el hombre se deja llevar por lo material, lo físico, pierde la espiritualidad, pierde la capacidad de autocontrol, de justicia, entonces, suele caer en abusos, iniquidad, no tomar en cuenta a su compañera ni sus sentimientos y eso recae en injusticia.
 
Entonces mi conclusión es que el Corán permite la poligamia en determinadas situaciones y con estrictas condiciones, que no es fácil de cumplir, y por tanto, remite al hombre que es mejor quedarse con una para asi obrar con justicia, tanto para la mujer como para los huérfanos. Claro que en la historia del Islam y en la practica (hoy dia son pocos los que tienen capacidad económica de mantener a más de una esposa) no toman en cuenta estos análisis, dando por válido que es un derecho del hombre en el cual la mujer o primera mujer no puede oponerse...pero eso ya es otro tema para profundizar..
 
 La unión de un hombre y una mujer es una unión sagrada que conlleva un compromiso eterno, de responsabilidad, de comprensión, de paciencia, tolerancia, de aprendizaje, de crecimiento, de amor, de perdón, de aguante, de necesitarse, sentimientos que nos conectan con lo sagrado y eterno, porque es lo que debemos ir moldeando en nosotros mismos a través de nuestra conexión espiritual con el Creador.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mis artículos en otros sites